14 julio 2008

Dólmenes de 5.000 años sufrirán daños arqueológicos por el desdoble del viario


Los dólmenes Matarrubilla, La Pastora y Ontiveros, ubicados en varios municipios sevillanos y que poseen más de 5.000 años, se verán afectados por el desdoble de la carretera A-8077 que atraviesa las localidades de Camas, Castilleja de Guzmán, Santiponce, Sanlúcar la Mayor o Valencina de la Concepción.


Los vecinos de estos municipios sevillanos han presentado numerosas quejas ante la Consejería de Obras Públicas y alertan del daño que sufrirán estos dólmenes milenarios.

El pasado mes de mayo el alcalde de Valencina de la Concepción, Antonio Suárez (PSOE), se mostró reticente al proyecto de la carretera, al igual que sus homólogos y que los vecinos de la zona.

El conjunto de dólmenes está ubicado en 470 hectáreas y se verá afectado por el proyecto de desdoble de la carretera A-8077, que incluirá una nueva calzada que dispondrá también de un carril-bici, una plataforma reservada para el transporte público y una reserva de terreno para la incorporación de un tercer carril en cada sentido.

La futura carretera conectará con el intercambiador de transportes que se recoge en el Plan de Transportes Metropolitano para la zona y tendrá su punto inicial en el enlace con la futura ronda metropolitana SE-40.

En declaraciones a Efe, Eduardo Apellániz, presidente de la Plataforma Valencina Habitable, ha afirmado que ahora están alegando "por segunda vez" para que no se construya la carretera por la zona, tras conseguir en 2006 de la entonces consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, que la variante fuera en paralelo a la vía del tren que une Sevilla-Huelva por la zona de Camas.

Ese trazado no afectaría al yacimiento arqueológico ni a la zona de protección que requiere -unos 500 metros de perímetro-.

En ese momento, el 15 de noviembre de 2006, Gutiérrez dijo que la carretera discurriría en forma de arco, paralelo a la vía férrea, para cruzar por el Norte Castilleja de Guzmán y Valencina y salvar así el "rico patrimonio arqueológico" que hay en la zona, tras lo que seguiría hasta un punto intermedio entre Valencina y Salteras, y en su segundo tramo, hasta Olivares y Sanlúcar la Mayor.

"Pero en el nuevo proyecto hay un desdoble de la carretera que no aparecía en el proyecto inicial", ha señalado Apellániz, quien ha resaltado que la carretera A-8077 "ahora mismo coge tres kilómetros de yacimientos arqueológicos".

Por este motivo, Obras Públicas recibió más de 500 alegaciones el 21 de mayo de este año.

Eduardo Apellániz ha dicho que no acepta este desdoble "porque lo que hace es partir toda la zona dolménica y ocupa una zona arqueológica del mayor valor", ya que afecta una zona de necrópolis de 470 hectáreas, más la zona poblacional y productiva, un área "tan grande como el casco histórico de Sevilla" o dos veces el espacio de la Exposición Universal del 92 pero "de hace 5.000 años".

Este yacimiento era "el punto neurálgico del Bajo Guadalquivir y del sur de Portugal", ha afirmado.

Apellániz ha dicho además que se está luchando desde distintas asociaciones como Aljarafe Habitable, Los Dólmenes o Forestier, "para pedir una zona patrimonial con un elemento de gestión, el Parque cultural", recogida en la nueva Ley de Patrimonio, que englobe no sólo el patrimonio arqueológico, sino también el paisajístico y el medioambiental.

Para presidente de la plataforma vecinal es difícil luchar por este ente cultural pues van a desdoblar una carretera "cuando dijeron que no lo iban a hacer" y las inmobiliarias presionan cada vez más.

Información ofrecida por "Radio y Televisión de Andalucía" 13/07/08